La moda de los calamares gigantes

LA MODA DE LOS CALAMARES GIGANTES

Por Javier Resines

Los calamares gigantes están de moda. Al menos, por unos momentos. Durante los días precedentes, los medios de comunicación generalistas han recogido las últimas noticias que se han producido con respecto al calamar gigante, un animal tan fascinante en todos los aspectos como desconocido.

El asunto –permítanme que les exprese mi opinión - no deja de resultar un tanto sorprendente. Evidentemente, me congratula que los diarios de difusión nacional y las cadenas de televisión dediquen espacio a hablar de este colosal habitante de las profundidades del mar. Estos medios son, sin duda alguna, la mayor punta de lanza para que el conocimiento acerca de estas especies penetre en nuestras mentes.

Por otro lado, la falta de continuidad en el seguimiento de las novedades que se producen en el campo de la (cripto) zoología y la no difusión de noticias sobre acontecimientos más importantes que los publicitados hasta ahora, me produce cierto sinsabor.

Pero, así es el periodismo, desde luego. Capaz de elevar un suceso digamos, de carácter menor, hasta los altares de la infinita importancia y –al tiempo- pasar por alto una serie de acontecimientos de indudable interés, como si de hechos sin sustancia se tratase.

Un poco de todo esto posee la noticia vendida como “primeras imágenes filmadas de un calamar gigante” pues –como veremos – ni es la primera vez que se produce ni posiblemente sea la más espectacular, aunque para gustos…

Para ser exactos, la primera filmación realizada de un calamar gigante en su hábitat se produjo el 6 de diciembre del año 2006, por parte –además- del mismo equipo que ha protagonizado la última noticia. Entonces, especialistas del Museo de Ciencias de Japón liderado por el profesor Tsunemi Kubodera, filmaron y fotografiaron un macho de architeuthis dux de siete metros y medio de longitud y unos 50 kilos de peso.

Durante cuatro años, los científicos habían colocado dos docenas de boyas de las que pendían unas cuerdas fijas por las que bajaba una cámara hasta los mil metros de profundidad. La casualidad quiso que un calamar atacase una de estas cámaras y, en su acometida, quedara enganchado al cable. Tras más de cuatro horas de lucha por zafarse, uno de los tentáculos se rompió y pudo ser izado hasta la superficie. El apéndice medía cinco metros y medio.

El lugar donde se produjo el acontecimiento fue un punto del océano Pacífico norte situado a unos mil kilómetros de Tokio y a 900 metros de profundidad. El año anterior, en 2005, el profesor Kudobera también logró observar un calamar gigante vivo a una profundidad de 900 metros, a una decena de kilómetros de la isla de Chichijima, aunque las imágenes de este encuentro no llegaron a trascender a la opinión pública.

Lejos de ser la única ocasión en que un gigante de estas características ha sido filmado, el 11 de noviembre de 2007 una cámara perteneciente a la compañía petrolera Shell capta imágenes de otro monstruo en el golfo de México, a unos 2.500 metros de profundidad y a unas 200 millas de Houston, Texas, en un enclave de perforación llamado, sugestivamente, Perdido.

En esta oportunidad no se trataba de un dux, sino de un extraño e inquietante ser de cuatro metros de longitud y larguísimos apéndices conocido como magnapinna o “aleta grande”, un raro espécimen de calamar –descubierto en 1998- y provisto de tentáculos articulados a modo de codos. La cámara del robot mini submarino capturó durante veinte segundos un animal casi imposible…

Y, ahora sí, hagamos referencia a la noticia que ha suscitado tanto interés últimamente pues su importancia tiene, no cabe duda. La televisión japonesa NHK y el canal estadounidense Discovery Channel han difundido las primeras imágenes en vídeo del ejemplar de calamar gigante grabado recientemente en las profundidades del océano.

El animal, que pertenece al género architeuthis, fue localizado el pasado mes de julio a 630 metros de profundidad en el océano Pacífico, al este de la isla nipona de Chichijima, muy cerca de donde fue observado otro ejemplar en 2005. Según calculan los científicos que han participado en la expedición – el mismo equipo japonés que lleva una década persiguiendo a este enorme ser -el ejemplar medía unos tres metros, aunque carecía de sus dos tentáculos más largos, por lo que creen que pudo haber llegado a tener unos ocho metros de longitud.

En el documental se puede observar cómo el calamar – de color grisáceo -se alimenta de un cebo colocado por el equipo, concretamente un cefalópodo más pequeño, de un metro de largo. En ese instante, la cámara de alta definición capta de cerca los enormes ojos del animal y sus ventosas, de unos cinco centímetros de ancho, así como la totalidad de la morfología del dux.

A todas luces, un documento sumamente interesante para profundizar en el conocimiento de los calamares gigantes de los que, en España, contamos con grandes investigadores. No en vano disponemos de dos de los enclaves que han proporcionado mayor número de avistamiento de grandes cafalópodos a nivel mundial, el archipiélago canario y –en especial- el caladero asturiano de Carrandi, situado frente a las costas de Gijón

Si las recientes noticias sobre calamares han suscitado el interés del lector por aprender más, le recomiendo vivamente la lectura de un libro- titulado “El calamar gigante”-publicado por el CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas) y escrito por los doctores Ángel Guerra y Ángel F. González. El pequeño volumen, de 120 páginas, explica detalladamente todo lo necesario para ponerse al día y maravillarse con lo que conocemos acerca de este verdadero señor de los océanos.

Para finalizar, y sin dejar de congratularnos con estas imágenes aún frescas en nuestras retinas, quisiera formular un deseo: esperemos que los medios de comunicación de mayor alcance sigan dedicando su tiempo, de modo más regular, a esa parte de la zoología tan desconocida e interesante como es la de los animales poco estudiados y la de aquellos que aún nos quedan por descubrir…

 

Para saber más:

 
Publicidad
 
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=