Casuistica de 1986

CASUISTICA OVNI AÑO 1986 EN ANDALUCIA

Para comunicar información sobre casos contactar a las señas de correo electrónico chiclanamisterios@gmail.com

 

Referencia: 19861021 Cádiz.

OBSERVACION DE UNA ESFERA METALICA SOBRE LAS 03,30 HORAS DEL DIA 21 DE OCTUBRE DE 1986 EN CADIZ.

Sobre las 03,30 horas del día 21 de octubre de 1986 Francisco Guerrero Moreno, José Antonio Tortosa Rengel, MGS y LSB se encontraban trabajando en la Planta Desgacificadora de Astilleros Españoles, factoría de Cádiz, cuando observan salir del mar una esfera.

Era de color azul metálico, se encontraba a baja altura, con rumbo N-SW, tenía halo envolvente de color celeste, de un metro de diámetro.

Proyecta una cola o haz luminoso donde se ven otras cinco luces o esferas de mayor tamaño. Las luces pequeñas salen y se dirigen a la Bahía.

Investigador: Jesús Borrego.

Documentación disponible: Diario de Cádiz 26-06-1988.

Comentarios: ver en la Web de Andalucía Misteriosa y blog personal las distintas referencias a los hidratos de metano.

Referencia: 19861109 Alcalá de Guadaira (Sevilla).

FENOMENO DE TELETRANSPORTACION Y/O ABDUCCION DEL PERITO INDUSTRIAL PEDRO OLIVA RAMIREZ OCURRIDO EN ALCALA DE GUADAIRA (SEVILLA) A PARTIR DE LAS 23,25 HORAS DEL DIA 9 DE NOVIEMBRE DE 1986

El 9 de noviembre de 1.986, sobre las 23.15 horas, el Perito Industrial Pedro Oliva Ramírez se dirigía en su vehículo desde Sevilla a Alcalá de Guadaira, localidad donde tenía su residencia provisional.

Durante la primera parte de su recorrido no ocurre nada digno de destacar aquí, hasta que después de pasar una curva se encuentra de pronto circulando por una carretera con tres carriles de doble ancho en cada sentido. Era totalmente recta, y sorprendido, comienza a prestar atención a lo que ve, que es nuevo para él. Observa un llano a unos cien metros de distancia, a su izquierda, de unos cuatrocientos metros de longitud, donde alineadas hay cinco o seis industrias. Se encuentran totalmente iluminadas y tienen una altura de unos ochenta metros.

Idéntico fenómeno ocurre a su derecha, pero esta vez son edificios de viviendas con unas veinte plantas cada uno. Al borde de la carretera había un pasto muy tupido y de unos 70 centímetros de altura, tanto a su izquierda como a la derecha.

Después de observar esa anormalidad en el paisaje, siente como una sensación de calor invade el vehículo y escucha un coro de voces lejanas. Hay algo como una gran portería de fútbol a varios metros de distancia del coche, no quedando nada claro si la traspasa o no. Una de las voces le confirma que ha sido trasladado a otro país de otro hemisferio por extraterrestres.

Circula por esa carretera durante una hora, efectúa una parada. Es adelantado por el tercer carril por coches grandes, de forma parecida a los antiguos Cadillar de color blanco o garbanzo y con matriculas oscuras y estrechas. Sale del coche y anda por el borde de la carretera durante un cuatro de hora observando el fino pasto ayudado por las luces de su vehículo. También el paso de otros vehículos con una frecuencia o intervalo de 8 minutos entre uno y otro. Vuelve a su coche y continua circulando durante una hora más, se detiene y vuelve a salir durante otro cuarto de hora.

Reanuda la marcha y encuentra a su derecha un desvío, sin señalización alguna, la carretera es estrecha y parcheada, circula por ella durante media hora hasta que encuentra una triple señal que dice: MALAGA en una dirección, SEVILLA en otra y ALCABALA en la otra.

Toma el desvío en dirección a Sevilla, y sin saber porque se detiene, al mirar a su izquierda se encuentra frente a su casa en Alcalá de Guadaira.

Enfadado, decide volver sobre sus pasos y buscar el cruce, pero no lo encuentra, tampoco la triple señal ni la carretera de tres carriles en cada sentido.

Continúa indicando que el recorrido entre Sevilla y Alcalá de Guadaira lo solía realizar en una media hora: él empleó tres horas y cinco minutos y un consumo de combustible equivalente a unos doscientos kilómetros y algo,

Investigador: Joaquín Mateos Nogales y Ángel Carretero Olmedo.

Documentación disponible: relato del testigo realizado a mano, carta firmada por el testigo y mapa realizado también por el testigo.

Comentarios: el interesado remite a Joaquín Mateos Nogales una carta de dos hojas fechada en noviembre de 1986 donde se adjunta un mapa, también realizado por el sujeto; para posteriormente remitirle un documento redactado a mano, que consta de 14 hojas, y titulado “Mi vivencia”. Mateos Nogales no realiza gestión alguna.

En noviembre del año 2000, y a través de Ballester Olmos, llega a nuestras manos fotocopia de toda la documentación. De una primera lectura se desprende que estamos ante una persona con algún tipo de problema, que a lo largo de su vida ha sido testigo de demasiados encuentros OVNIS para nuestro gusto. No obstante, afirma que en una de esas ocasiones fue testigo también su mujer. Cosa que se puede perfectamente comprobar entrevistándola.

Se solicita la colaboración de José Ruesga Montiel de Sevilla y del psicólogo clínico Doctor Calvo Mauri de Toledo; quedando claro que estamos ante alguien con algún tipo de patología, más cuando él mismo que después de ser testigo de algunas de sus vivencias su jefe le da unos días de permiso para recuperarse.

Son dignos de destacar los comentarios que realiza Ruesga, motivo por el cual nos permitimos reproducir íntegramente tres de ellos:

“...Por el cúmulo de experiencias que relata y la extravagancia de muchas de ellas me inclino a pensar que este hombre no está o estaba muy bien de la cabeza. Oír voces susurrantes es un síntoma de esquizofrenia...”

..Si realmente contaba sus experiencias a su jefe y éste le daba dos o tres días de permiso, es un síntoma de que no estaba muy bien de salud mental y que este hecho era conocido de sus superiores. No he conocido nunca caso alguno que un jefe te de permiso por una vivencia ovni, eso denota un grado de condescendencia propia de quien sabe que su interlocutor no esta bien de salud...”

...De cualquier forma hay hechos objetivos entre los relatos en los que se asegura que otras personas fueron testigos, como la propia esposa. Sería muy fácil comprobar que eso es así o si simplemente se ha dicho para dar apoyo a sus relatos. Si en estos fenómenos hay algo de realidad esos otros testigos podrían corroborarlo...”

La única forma de averiguar la verdad, sea del tipo que sea, es que el interesado se someta a un examen de tipo psiquiátrico en profundidad.

 

 

 

 

 

 
Publicidad
 
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=