Bases submarinas en la Bahia de Cadiz
BASES SUBMARINAS EN LA BAHIA DE CADIZ


ANGEL CARRETERO OLMEDO
 
acarreteroolmedo@gmail.com


Desde hace unos veinte años distintos investigadores del fenómeno OVNI vienen hablando de la posible existencia de una base submarina que pudiera localizarse en la Bahía de Cádiz (España). Por pescadores -profesionales y deportivos- y publico en general se vienen observando distintos objetos en forma de esferas luminosas y troncoconicos que -durante la noche- salen del mar y se pierden en el horizonte.

Se trata de una historia digna de investigar en profundidad, cosa que El Grupo Español de Investigacion del Fenomeno OVNI (GEIFO) viene haciendo desde hace algunos años.

Pero esos investigadores, poco conocedores del litoral gaditano, atribuyen la totalidad de los fenomenos a la Bahía de Cádiz, en lugar de hacerlo bajo la denominación de Golfo de Cádiz. Esto esta motivado por confundir tres conceptos geográficos distintos, que nada tiene que ver unos con otros, a pesar de estar enclavados dentro del mismo espacio geográfico. Por ello, y antes de entrar de lleno en este trabajo, y al objeto de que el lector diferencie perfectamente estos conceptos, me permitire dar unas nociones básicas de geografía.

Los tres conceptos que se confunden son: El Saco de Cádiz, El Golfo de Cádiz y la Bahía de Cádiz.

El Saco de Cádiz es el espacio geográfico comprendido desde Ponta de Sagres (Portugal) hasta Punta Tarifa (Tarifa, Cádiz - España) y comprende litoral del Algarve portugués, las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz, hasta la indicada Punta Tarifa.

El Golfo de Cádiz, que comprende desde la desembocadura del Río Guadiana (Ayamonte, Huelva) que sirve de frontera natural entre Portugal y España y Punta Tarifa (Cádiz), en el mismo se encuentra incluido el litoral de Huelva, Sevilla y Cádiz. Su extensión es de 294 kilometros.

La Bahía de Cádiz, cuyo limite occidental es un angosto istmo que une a Cádiz Capital con la antigua Isla de León (hoy San Fernando), siendo su otro limite Rota. La anchura máxima de la bahía es de 10 kilometros, distancia existente en línea recta desde Cádiz Capital hasta Rota. En su interior se encuentran las ciudades costeras del Puerto de Santa María y la ya indicada San Fernando.

Una vez efectuada esta aclaración, indicar que los fenomenos que se producen en el Golfo de Cádiz -aunque muy parecidos- nada tienen que ver con los de la Bahía de Cádiz.

Dentro de los que ocurren en el Golfo de Cádiz, es digno de destacar un incidente con siete pesqueros que se encontraban faenando en el litoral de Huelva y que avistaron un objeto en forma troncoidal que salía del mar en medio de dichos pesqueros y emitía luces destelleantes de distintos colores. El fenómeno arruinó la pesca esa noche, los patronos de los pesqueros dieron parte -a través de las radios de los buques- a la Armada Española, al objeto de que acudieran en su auxilio. Una vez en puerto efectuaron la correspondiente denuncia por escrito en la Ayudantía Militar de Marina de Ayamonte (Huelva).

Hoy en dia este caso sigue siendo investigado por GEIFO y es digno de destacar que la denuncia por escrito fue firmada y rubicada por uno de los Capitanes de Pesca de los buques -cuyo nombre me permitire omitir- y sellada una copia por la Autoridad de Marina. Esa Autoridad de Marina -La Ayudantía Militar de Marina de Ayamonte- nos ha negado en varias ocasiones por escrito la existencia de esa denuncia, argumentando que no existen antecedentes del suceso en poder de la Armada Española.

¿Quién miente en esta historia?. Obra en nuestro poder una copia de la denuncia, donde se puede comprobar perfectamente que fue presentada en tiempo y forma ante las Autoridades, y esas Autoridades nos dicen en dos escritos distintos que no existe tal denuncia. ¿Qué vieron esa noche estos pescadores?.

Hoy en dia -y a pesar de estar el caso siendo investigado- esta historia puede dar para mas de un articulo, incluso para varios capítulos de un libro o un ensayo literario. El tiempo dará la razón a quien corresponda.

Con lo que respecta a la Bahía de Cádiz, indicar que hace unos años revistas comerciales publicaron un trabajo firmado por el investigador gaditano Jesús Borrego, titulado ¿UNA BASE SUBMARINA DE OVNIS EN LA BAHIA DE CADIZ?.

Donde se menciona que Cádiz tiene dos zonas en las cuales se han avistado gran cantidad de objetos no identificados; la primera a partir de seis millas náuticas del Castillo de San Sebastián, la segunda, empieza en la misma bocana de la bahía, terminando en el saco de esta, próximo a la localidad de San Fernando, en esta ultima zona es donde se han repetido continuos avistamientos de "foo-figters" (bolas de fuego).

Continúa hablando de un posible cráter en ese lugar, donde existe un vertedero de la Armada y la posible base submarina de OVNIS. Posteriormente el mismo autor desmiente esta noticia públicamente y a finales del mes de febrero del pasado año, otra publicación comercial trata de nuevo el asunto, volviendo a firmar el trabajo el investigador (Jesús Borrego).

Para comenzar, indicar que el Castillo de San Sebastián se encuentra fuera de la Bahía de Cádiz, y aunque se encuentra en la ciudad de Cádiz -forma por tanto- parte del Golfo de Cádiz. Si trazamos un circulo de seis millas náuticas (11.112 metros, toda vez que 1 milla náutica equivale a 1.852 metros) cuyo centro sea el indicado castillo, nos encontramos que la totalidad de la ciudad de Cádiz y practicamente toda la bahía se encuentra dentro de ese circulo.

 La zona de mar que ocupa es paso obligado para todo tipo de buques y aviones que salen o entran en el Puerto de Cádiz, la Bahía de Cádiz, el Puerto de Santa María, el Arsenal de la Carraca, el Puerto de Rota y la Base Aeronaval de Rota (base conjunta de las Armadas de Estados Unidos y España). El trafico marítimo y aéreo es constante, las veinticuatro horas del dia y todos los dias del año. Por tanto, es totalmente habitual ver desde el indicado castillo todo tipo de luces de buques mercantes, pesqueros, deportivos, de las Armadas de los piases indicados y aviones militares cuyo destino es el Mediterráneo o la vigilancia aérea del Estrecho de Gibraltar. Igualmente, -previa autorización del Gobierno Español- La Base Aeronaval de Rota fue utilizada por los americanos y la OTAN durante las pasadas guerras del Golfo y los Balcanes. Su utilización -tal como se hacía constar en la autorización- fue para el transporte de tropas, material y como lanzaderas de grandes bombarderos americanos con destino al Golfo Pérsico. Por supuesto que todo este trafico aéreo paso frente al Castillo de San Sebastián.

Un observador poco conocedor de las luces utilizadas por aviones o buques de todo tipo,  muy bien puede pensar que esta viendo otra cosa.

Es harina de otro costal todo lo que se ha publicado y se viene diciendo sobre la Bahía de Cádiz, hay mucho que contar al respecto. Intentaremos efectuar un resumen lo mas detallado posible al objeto de que el lector comprenda perfectamente nuestra postura frente a los fenomenos que alli se producen.

Según indica el ya tan mencionado investigador en su primer trabajo publicado en 1.990, el supuesto cráter submarino -que tendría un diámetro de 300 metros- y que parece no tener fondo, se encontraría entre la "Punta Chica" y "Punta Cantera", junto a la canal de navegación, en la tercera boya contando desde la primera existente pasando el puente Jose Loen de Carranza, hacia San Fernando.

Este cráter -sigue informando el investigador- figura en una carta náutica del siglo XVIII efectuada por los cartógrafos al mando del Brigadier Vicente Tofiño de San Miguel, no figurando el mismo en ninguna otra publicacion náutica. Desde ese lugar pueden partir todas las "bolas de fuego" observadas en Cádiz.

Tal como indicábamos antes, en el limite occidental de la Bahía de Cádiz se encuentra el puerto comercial de la ciudad y en el otro extremo el puerto de la ciudad de Rota y la Base Aeronaval Hispanoamericana del mismo nombre. En el interior de la bahía se encuentran las dos ciudades anteriormente mencionadas, dos factorías de Astilleros Españoles, el Arsenal de la Carraca (base de la Armada Española), la Factoría Bazan (astilleros militares), una fabrica de armas de la Armada (hoy denominada IZAR) y una de las instituciones científicas más importantes del mundo: El Real Observatorio de Marina, que es uno de los siete organismos existentes en el ámbito mundial autorizadas para medir el tiempo.

En el interior de la bahía desembocan gran cantidad de ríos -de muy corto recorrido- que se encuentran todos intercomunicados entre sí, son de agua salada y aportan a la bahía gran cantidad de barro. Estos riachuelos también  se comunican con las salinas existentes en el Parque Natural que se encuentra entre San Fernando y Chiclana de la Frontera. Se trata de un autentico laberinto de canales que con marea baja no superan los 30 centímetros de profundidad -en muchos lugares- y con marea alta llegan a tener un metro -más o menos- de profundidad.

Las profundidades más importantes son: 16 metros  en el puerto de Cádiz y 17 metros en la Base Aeronaval de Rota. En el extremo interior de la bahía hay zonas cuya profundidad no superan el metro y medio.
Vicente Tofiño de San Miguel recibe el encargo de efectuar un Atlas Marítimo de España, quien delega lo relacionado con la zona de Cádiz a Jose María Lanz (1.762 - 1.837), matemático nacido en la ciudad de Campeche (Mexico) que en el año 1.781 ingresa en La Real Compañía de Guardiamarinas de Cádiz; y al gaditano Jose de Vargas Ponce (1.760 - 1.821), siendo este ultimo junto a Tofiño quienes en el año 1.784 firman la carta náutica objeto de este supuesto cráter submarino.

El grupo GEIFO ha estudiado con detenimiento esta carta náutica, la cual puede ser adquirida por 15 euros (2,500 ptas.). Por mucho que hemos mirado y comprobado, no hemos encontrado ningun lugar que reúna las características apuntadas por el investigador aludido. No obstante, hemos solicitado y obtenido, la colaboracion de cartógrafos civiles y militares destinados en el Instituto Hidrográfico de la Marina, con sede en Cádiz Capital, llegando ellos a la mismas conclusiones que nuestro grupo. A pesar de ello, hemos comprobado todas las cartas náuticas editadas desde esa hasta nuestros dias. En ninguna de ellas hemos podido localizar ese supuesto cráter.

En toda esta historia hay cosas muy curiosas, permitiéndonos destacar -entre todas ellas- la siguiente:

Gran parte de la bahía es zona militar, estando prohibida la pesca comercial pero no la deportiva y el marisqueo. El investigador Jesús Borrego dice en su primer trabajo publicado que pide permiso al Director del Museo Arqueológico de Cádiz para poder bucear en la zona e inspeccionar el cráter.

Nosotros nos preguntamos, ¿qué autoridad tiene un Director de Museo en una zona militar?. La respuesta es ninguna. El investigador localiza el cráter en el interior de la zona de seguridad de una base naval, siendo lógico que la correspondiente autorización sea dada por la Autoridad Militar correspondiente y no por un Director de Museo. Que el lector obtenga su propia conclusión.

Existen numerosos trabajos científicos publicados sobre la Bahía de Cádiz, no haciendo referencia ninguno de ellos, a la posible existencia en el pasado u hoy a un cráter de esas características.

Por otro lado, una bahía con la actividad industrial y militar aquí descrita puede dar lugar a confundir de noche luces propias de torres, grandes grúas, buques, instalaciones, etc. con lo que no es. ¿Y que pasa con los cables eléctricos de alta tensión que cruzan la bahía?. Preferimos que el lector conteste a esta pregunta.

Para finalizar, se dice que ese cráter puede ser utilizado como vertedero de la Armada, vertedero que no existe.

Por convenio de Naciones Unidas -que fue suscrito por España en tiempo y forma- se prohibió la utilización del mar como vertedero de explosivos. Todos los vertederos de estas características existentes en nuestro pais se encuentran -por tanto- clausurados. Su localizacion exacta es de dominio publico y perfectamente localizados en cartas náuticas, mapas, publicaciones, etc.

Existe un único vertedero de explosivos -clausurado desde el año 1.992- dentro del Golfo de Cádiz. Se encuentra localizado a unos cuarenta kilometros de la capital gaditana y a unos cincuenta mar adentro. Los datos de su localizacion son:

Sobre la vertical de Conil (Cádiz)
A 50 kilometros mar adentro
Profundidad entre 539 y 649 metros
Localizacion: 36º15'N y 07º50'W

Existe otro, localizado en la Bahía de Algeciras (Cádiz), y por tanto fuera del Saco de Cádiz, y por añadidura también fuera del Golfo de Cádiz y de la Bahía de Cádiz.

Para finalizar, comentar que para localizar profundidades que puedan corresponderse con un posible cráter submarino hay que desplazarse a unos cien kilometros mar adentro, practicamente al limite de la plataforma continental, donde encontraremos profundidades del orden de 2.000 metros.




 

 



 
 
Publicidad
 
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=